• Redacción
  • Sociedad
  • 524

 

La Residencia de mayores Nuestra Señora de la Misericordia de Loja estrenó hace unos días sus flamantes nuevas instalaciones que permitirán desde ya aumentar considerablemente el número de plazas. Con esta mejora, el centro duplicará prácticamente el número de ocupantes ya que se sumarán otras 55 a las plazas ya existentes, pudiendo albergar a 111 personas mayores.

Como explicaba la directora de la residencia, Susana Luque, “hemos adaptado nuestras dependencias a las necesidades de los mayores, siempre en el objetivo de trabajar para lograr el bienestar de los mayores”, permitiendo que “se sientan como en casa”, resaltaba la directora. Durante el acto de presentación en sociedad de las nuevas dependencias, Luque explicó que no solo se amplía el número de plazas, sino que se incorporan “nuevos servicios, como sala de visitas y velatorio. La cocina también se traslada al nuevo edificio”. De hecho no solo se ha invertido en este nuevo edificio, sino que en el antiguo también se va a experimentar una reforma sustancial. “Lo más interesante –añadía Luque- es que vamos a contar con más espacio para atender a los mayores”.

El alcalde de Loja, Joaquín Camacho fue el encargado de descubrir la placa de esta ampliación junto a la propia directora. Camacho recordó los problemas que la residencia ha tenido en los últimos años y confió en que esta mejora “pueda mejorar sustancialmente el estado de esta importante dependencia de Loja”. El alcalde agradeció la “magnífica labor” de todos y cada uno de los trabajadores de la residencia y “la paciencia que han tenido ellos y los proveedores” cuando la situación económica era insostenible.

El acto contó con la presencia de varios familiares de los usuarios y se hizo coincidir con el Día Mundial del Alzheimer. De hecho, durante toda esa jornada se llevaron a cabo charlas y ponencias para dar más información sobre esta enfermedad. Intervinieron profesionales de la Comisión de Envejecimiento del Colegio Oficial de Psicología de Granada y profesionales como Dolores Rejón Molina, así como voluntarios de Cruz Roja y técnicos del propio Ayuntamiento de Loja.

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *