• Redacción
  • Sociedad
  • 1133

03Los vecinos de Huétor Tájar podrán adquirir las manualidades que realizan los  alumnos del Centro Ocupacional “La Pirámide” en el mismo centro del pueblo. Desde hace unas semanas, la plaza Primero de Mayo acoge un punto de venta donde alumnos con discapacidad intelectual ofrecen a diario al visitante los tapices, alfombras y camisetas que se elaboran en “La Pirámide”.

Desde las 11 hasta las 13,30, de lunes a viernes, Antonio y Javier, dos alumnos que han recibido formación en técnicas de venta y trato con el cliente, se encargan de ofrecer en el kiosco los productos artesanales que con tanto mimo han elaborado sus compañeros. Ellos realizan los pedidos, gestionan las cuentas y se encargan de reponer para que en el kiosco no falte de nada.

Como explica la directora del Centro Ocupacional “La Pirámide”, Paqui Corpas, desde hace años los hueteños conocen los productos que elaboran los alumnos en sus propias instalaciones. “Sin embargo, pensamos que instalando un punto de exposición en el mismo centro del pueblo es más fácil que la gente adquiera los trabajos que realizamos, y estamos comprobando que es así”, apunta la directora.

Todos los productos se venden a precios simbólicos. Además, en breve los alumnos ofrecerán también detalles hechos con chuches por encargo, con vista a la temporada de comuniones que se aproxima.

La concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento hueteño, Encarnación Redondo, se muestra “tremendamente orgullosa” del “impecable trabajo” que realizan los alumnos de “La Pirámide” y sus educadores. “Todos ellos se esfuerzan y trabajan a diario para normalizar la vida de estas personas, y proyectos como el que realizan en este nuevo punto de venta así lo demuestran”, señala Redondo.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *