• Manolo Écija
  • Sociedad
  • 505

Han tenido que pasar más de cinco años, pero desde hace unos días Loja ya cuenta con su “Museo del Agua”. Tras varios años de parón y tras sufrir incluso la dejadez de parte de su construcción y solventar no pocos problemas técnicos, los lojeños ya pueden homenajear a su líquido elemento con un museo que pone en valor una de las principales potencialidades de la ciudad, el agua.

Como exponía el alcalde de Loja, Joaquín Camacho, durante la inauguración, “este museo será un importante elemento de divulgación del agua lojeña, presente prácticamente en todos los rincones del municipio”. Camacho recordó que donde hay agua hay vida, y eso es lo que pretendemos, dar vida, a la ciudad”, exponía.

Esta infraestructura se incorporará por tanto a la red de museos y monumentos lojeños desde el primer minuto, ya que desde su inauguración puede ser visitado por lojeños y foráneos. La concejalía de Turismo será la encargada de gestionarlo y programará vistas pedagógicas en los próximos meses. Este centro ha superado los 600.000 euros de inversión y se sitúa en la avenida Pérez del Álamo, justo a los pies del río Genil y en la propia Plaza del Donante.

Manolo Écija

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *