• Redacción
  • Sociedad
  • 913

taller huetor

La gente de Huétor Tájar tiene mucho arte”, dice con una sonrisa en la cara Rafael Molina, monitor del taller de pintura de tela que se está celebrando en el OAL de Huétor. Este es uno de los muchos ciclos formativos que se han desarrollado en los últimos meses. Además de éste, Rafael ha sido monitor de restauración de objetos y otro de imitación a vidriera antigua. Las alumnas, ya que en su mayoría son mujeres, están tan encantadas con el taller que la mañana se les pasa volando. “Hay días que ni siquiera paran para desayunar o lo hacen mientras siguen pintando”, nos cuenta Rafael mientras ayuda a una de sus alumnas a darle sombra a uno de los dibujos. La mayoría de ellas son de Huétor Tájar, pero también hay mujeres de Salar y Loja y todas tienen en común que esta es la primera experiencia de este tipo a la que se enfrentan, a pesar de que le han pillado el tranquillo muy pronto.

Sobre los trabajos que están realizando, la verdad es que la temática es muy variada. Sunsi está pintado una camiseta con un payaso que está quedando precioso al igual que Inma, Mari se ha decidido por un delantal, muchas están pintando sábanas (algunas incluso para su futuro ajuar), como es el caso de Filo, María del Mar, Manoli, Cristina o Loli por ejemplo. El único hombre del grupo, Daniel, ya tiene casi acabado su cuadro de Dora la Exploradora, Aurelia y Nicoleta están ultimando un cojín, y María Isabel decidió pintar unas toallas para su nieta. “Cada una ha elegido lo que quiere pintar”, nos explica Rafael quien nos garantiza que los alumnos aprovechan al máximo los tres días semanales que acuden a la clase.

El OAL organiza esta disciplina, junto a otras muchas, con el afán de enseñar nuevas disciplinas laborales a los desempleados para que en un futuro incluso lo puedan utilizar como profesión. Todos los talleres son totalmente gratuitos para los alumnos y esto se permite gracias a la apuesta formativa del Ayuntamiento y a que los profesores de los talleres son totalmente altruistas y colaboran de una manera desinteresada.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *