• Redacción
  • Sociedad
  • 370

 

La Consejería de Fomento y Vivienda ha sacado a licitación los contratos de control del firme y de recepción de materiales para las obras de construcción de la nueva variante de Moraleda de Zafayona, en la A-402, actuación que comenzarán antes de final de año y cuenta con un presupuesto global de 9,6 millones de euros. Los trabajos de control de calidad salen a concurso público con un presupuesto base de 110.021 euros y un plazo para la presentación de ofertas hasta el 3 de noviembre, mientras y que las labores de control de comportamiento del firme durante las obras se licitan por 20.000 euros y un plazo para la presentación de ofertas hasta el 11 de octubre.

El control sobre la calidad de recepción de los materiales se lleva a cabo durante las obras y consiste en el análisis en laboratorio de los materiales de construcción, así como controles in situ para comprobar las compactaciones, el hormigonado y otros procesos de construcción. Consiste además en la verificación periódica de las instalaciones de producción de la obra, como plantas de aglomerado asfáltico, plantas de prefabricación, etc. Por su parte, el control de Auscultación Dinámica de Alto Rendimiento (Control ADAR) –que también se lleva a cabo durante la construcción de las obras de carreteras– permite reparar las capas de firme antes de extender la siguiente y asegurar así la calidad de las infraestructuras viarias andaluzas.

Este tipo de controles de calidad se van a llevar a cabo durante las obras en la A-402 mediante la recogida masiva de datos, empleando aparatos de medida sobre vehículos automóviles que se desplazan a alta velocidad. Además, utilizando las tecnologías más modernas, como el láser y los pulsos electromagnéticos, se obtienen datos que, tras su correspondiente tratamiento informático, permiten contrastar las capas de los firmes de las carreteras, para que consigan los valores propios de seguridad y calidad en la conducción.

La Junta de Andalucía es la única administración pública en España que emplea sistemáticamente esta metodología durante la construcción de las carreteras, lo que permite reparar las capas de firme que no cumplen lo especificado en los proyectos antes de extender la siguiente, mejorando de forma importante la calidad de las carreteras construidas. De esta forma, se ofrece al ciudadano un incremento real en la seguridad y el confort de la conducción.

La variante de Moraleda de Zafayona, que conecta con la A-92 en el enlace de Loreto, se encuentra al 35% de ejecución y evitará el paso del tráfico de medio recorrido por el casco urbano de la localidad de Moraleda. El tramo, de 5,3 kms de longitud, comienza en el actual enlace de Loreto de la A-92 y finaliza en la A-402, en el punto de inicio del tramo 2 ya acondicionado. En la actualidad, existe un semienlace en Loreto con la A-92 que no resuelve de manera directa todos los movimientos hacia Sevilla y Granada que provienen de la A-402. Con esta obra, se mejoran las condiciones de este enlace, de manera que se construyen una serie de ramales y glorietas en previsión de un futuro enlace completo con la A-92.

El acondicionamiento de la A-402 forma parte del Plan para la Mejora de la Accesibilidad, la Seguridad vial y la Conservación en la Red de Carreteras de Andalucía, que tiene entre sis objetivos el de mejorar la accesibilidad y conectividad en el interior de la región, con especial atención a las áreas con peores condiciones de acceso, facilitando la movilidad de las personas y el intercambio de bienes y servicios, y con ello, el desarrollo de su economía.

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *