• Redacción
  • Sociedad
  • 744

20100123_112522 Anfaro

El gobierno municipal ilurquense, presentó la semana pasada una moción al Pleno para que la Junta de Andalucía y la Diputación participen económicamente en la rehabilitación de la iglesia de la Encarnación de Íllora.

La Iglesia Parroquial de Santa María de la Encarnación de Íllora es una de las principales Iglesias de la Archidiócesis de Granada, y uno de los mejores monumentos religiosos de Andalucía, al ser una obra del maestro Diego de Siloé, construida entre los años 1545 a 1548.

El Ayuntamiento de Íllora aprobó recientemente una partida de 100.000 euros para poner en marcha el proyecto que afecta a las cubiertas y cornisa de la Iglesia. Cuantía que servirá para actuar de inmediato en la iglesia y que se completa con la aportación de la Parroquia por un montante de  132.000 euros.

En este proyecto de rehabilitación no participan ni Diputación, ni la Junta de Andalucía, las dos instituciones de mayor rango de la provincia, por lo que se da un importante agravio para los vecinos de Íllora. En lo que se refiere a Diputación, desde el gobierno municipal, se entiende  que es de obligado cumplimiento la colaboración en dicho proyecto.

El propio presidente de la Diputación, Sebastián Pérez,  asistió a la procesión de San Rogelio y visito, hace ahora dos años, la iglesia de la Encarnación. Una visita en la que afirmó que la Institución que preside haría todo lo que esté en su mano para que comenzaran las obras, pero, al igual que la Junta, no aporta nada para sufragar el proyecto de rehabilitación que ahora comienza, y que se pagará tan solo con el dinero de la parroquia y el ayuntamiento de Íllora.

En dicho pleno la que es diputada por el PP y concejala de la corporación ilurquense, Rosa Fuentes, afirmó que la Diputación no podía participar en las obras debido a que “no le corresponde y es impropio de esta institución”.

En lo que se refiere a la Junta, desde el equipo de gobierno del consistorio ilurquense se afirma que “la voluntad de participar en la obra de la Delegación Cultura de la Junta es histórica, el anterior delegado, Pedro Benzal, garantizó que esta sería una realidad en poco tiempo, pero la realidad es otra muy diferente; las obras comienzan y la Delegación no aporta ni un solo euro, al igual que la Diputación, ambas instituciones se desentienden de sufragar el proyecto de rehabilitación que ahora comienza, que se pagará tan solo con el dinero de la parroquia y el ayuntamiento de Íllora.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *