Robótica educativa en Medina Lauxa Academia

Dos jóvenes empresarios lojeños, Jesús Ortega y Juani Nogales han presentado a través de su academia Medina Lauxa un nuevo método educativo que supone una novedad importante para los escolares de nuestra comarca. Se trata de la robótica educativa, una actividad enfocada al desarrollo de actividades educativas innovadoras empleando nuevas herramientas y metodologías que en los próximos años formarán parte del sistema educativo.

Como señalan los responsables de la actividad, “ofrecemos actividades transversales que inspiran el interés por la Ciencia, Tecnología , Ingeniería, Computación, Matemáticas y Humanidades”. Esto se consigue con el uso de juegos didácticos, paquetes de actividades, recursos educativos y herramientas de aprendizaje y “conseguimos potenciar el desarrollo de habilidades y competencias tales como la creatividad, la innovación, el emprendimiento, la comunicación, el trabajo en equipo y el fomento de la autoconfianza”.

Precisamente, como experiencia piloto, este recurso se ofreció hace unos días en el ámbito de Juveloja y dio la posibilidad de diseñar actividades que potenciaron el desarrollo de cada una de las inteligencias que describe Howard Gardner en su ‘Teoría de las Inteligencias Múltiples”. Esto es:

La Inteligencia Lógico-matemática: el manejo del robot implica el uso de habilidades como el conteo y de conceptos espaciales como delante y detrás. Además de figuras geométricas, secuencias y conceptos como grande-pequeño, largo y corto…

La Inteligencia lingüística: se potencia el diálogo, ya que muchas de las actividades están planteadas para realizarse por parejas o en equipo. También se trabaja la lectoescritura y la conciencia fonológica a través de tableros con sus nombres, letras e incluso con el vocabulario aprendido en el aula

La Inteligencia visual-espacial: al tener que ir guiando al robot por diferentes caminos construidos por ellos mismos se desarrolla y ejercita  la visión espacial.

Inteligencia musical: los códigos QR permitieron incluir audios y vídeos a través de los cuales se trabajaron los instrumentos, las canciones, los sonidos de la naturaleza…

Durante la actividad, estas y más destrezas se reforzaron gracias al uso de Bee-bot, que hizo posible que los alumnos aprendieran más motivados a la vez que ayudó a fomentar el espíritu de colaboración en la clase. Para hacerlo más atractivo, la robótica educativa utiliza un material de trabajo y programación muy exclusiva. Por un lado está el LEGO Education WeDo, un material de robótica con el que los más jóvenes se divierten y aprenden construyendo modelos, programando sus acciones y, en definitiva, iniciándose en la robótica. Y por otro se encuentra el LEGO WeDo que se puede utilizar con Scratch, lenguaje de programación que posibilita la creación de historias y actividades interactivas, contribuyendo a la comprensión de la tecnología.

A partir de julio comenzarán los talleres de robótica en Medina Lauxa Academia, quien de la mano de Habilitas Educación tratará de acercar la robótica a la población lojeña. Una forma excepcional de rentabilizar las mañanas de los pequeños este verano.

Manolo Écija

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *