Han pasado ya casi nueve años desde que aquel invierno del año 2011 comenzamos con un proyecto novedoso en la comarca llamado periódico Poniente. Una publicación que pretendía, y pretende, dar voz a los colectivos, asociaciones, instituciones y vecinos de toda la comarca. Desde entonces puntualmente a nuestra cita hemos repartido por todos los rincones del Poniente nuestra edición impresa. Todos los meses hasta hoy. Nos hemos adaptado a grandes citas del calendario como Semana Santa, Carnaval o Navidad para mover alguna semana la salida a la calle. Hemos hecho ediciones quincenales cuando ha sido necesario, hemos sacado suplementos exclusivos para algún pueblo. En definitiva hemos sido flexibles con la fecha de salida en cada mes, pero hasta hoy afortunadamente no hemos tenido que decir “paren las rotativas”. Ahora todo es mucho más grave que lo económico, la crisis del Covid 19 afecta a lo más importante, la salud.

La dirección de este periódico ha decidido en un acto de responsabilidad que nos limitemos exclusivamente en la edición digital de nuestro periódico. Llevamos varios días interactuando con profesionales de la Sanidad Pública para explicarles nuestro caso y por supuesto, ponernos a su disposición para lo que estimen oportuno. Es cierto que siguiendo grandes medidas de prevención podríamos haber repartido, aunque sea en parte, nuestro periódico por los pocos establecimientos que actualmente abren al público. Pero en ningún caso podríamos garantizar al cien por cien la salud de nuestros repartidores, empresas de transporte y lo más importante, los vecinos de la comarca. Llevar miles de ejemplares de un periódico de un pueblo a otro puede ser un riesgo, máxime cuando al ser una edición gratuita el acceso a la prensa se multiplica, pudiendo tener contacto con los ejemplares del reparto cientos y cientos de personas. Eso consideramos que es un gran riesgo.

Es evidente que la repercusión económica para nuestra empresa, Vitar Comunicación, será terrible. Varios anunciantes ya previamente nos adelantaron que interrumpían los contratos publicitarios durante este mes. Al no tener edición impresa, otros cuantos han preferido posponer su publicidad hasta próximas ediciones. Todo esto es entendible, razonable y plausible, más aún cuando algunos de estos comercios están cerrados al público por la crisis del Coronavirus.

Sea como fuere y como el equipo de Vitar Comunicación sigue al pie del cañón aunque sea desde casa, hemos realizado este periódico en estos últimos dos días para ejercer nuestra responsabilidad de servicio público. Ya me gustaría decirles que nos vemos el mes que viene en condiciones normales, pero eso lamentablemente no lo sabe nadie.

 

Trabajo de todos

 

La tónica general es que los vecinos de nuestra comarca estamos respetando las indicaciones de las autoridades desde que se decretó el Estado de Alarma. Pero no todos cumplen con las obligaciones que nos marcan desde el gobierno. Por favor, es el momento de dar ejemplo entre todos. Demostrar que somos una sociedad a la altura de las circunstancias y lo único que nos piden es que nos quedemos en casa. Pero aún quedan personas a las que vemos desde nuestro balcón haciendo deporte, que salen con sus hijos tranquilamente a pasear con la bicicleta o que salen en parejas a comprar o visitar a un familiar. Es fácil, no salgas de casa si no por alguno de los casos establecidos. Si no lo haces por los demás, al menos hazlo por ti, por tus padres si son mayores, por tus seres queridos. Al menos hazlo por egoísmo.

Manolo Écija

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *