• Carlos Molina
  • Reportajes
  • 183

 

El espárrago es un producto tan versátil en su uso que permite que sea el mejor catalizador para conseguir adivinar quienes serán los chefs del futuro. Quizás no con esa idea tan exigente, el cocinero hueteño Luis Henestrosa y el propio Ayuntamiento han puesto en marcha la primera Gala Espárrago Chef Junior en Loja.

El concurso contó con cinco finalistas con edades comprendidas entre los 10 y los 11 años. Éstos llegaban a la fase final, celebrada en la mañana del pasado sábado 11 de noviembre en el CIC El Pósito, con la mitad de la tarea hecha ya que para la selección se habían grabado en video haciendo la receta que presentarían al concurso. Ya en el salón de las columnas de El Pósito, y con los productos cocinados, contaron con 20 minutos para poder calentar, en el caso de que hiciera falta, y enplatar sus recetas.

Entre las delicias preparadas destacaban los aliños y cremas de espárragos, aunque no falto los rollitos o bocadillitos de ibéricos con el toque tradicional del espárrago. Los participantes se esmeraron en la presentación ante la atenta mirada de familiares y amigos que les acompañaban en la sala.

El jurado era de altura al estar conformado por profesionales de la cocina: Jesús y Paco Bracero (Hotel Alhambra Palace), Ernest Jurado (Hotel Parador Canaro de Andorra), Julián Lucena (Restaurante Cortijo de Tajar) y Nacho Saiz (Escuela Hostelería de Priego de Córdoba). Estos apoyaron en todo momento a los chavales intentando despertar en ello el amor por la cocina que ellos habían sentido en su niñez.

Aunque los premios era lo de menos, al final todos tuvieron su obsequio, la ganadora resultó ser Indira Pérez, de Baza, al presentar de una forma muy original un plato compuesto de crema de espárragos con parmesano. Pérez ganó una cámara de fotos digital. En segundo lugar quedó Francisco García, de Chauchina, presentando un enrollado de espárragos con jamón ibérico gracias al cual se llevó un Karaoke portátil. El tercer lugar fue para el participante local Ángel Morales, que presentó un aliño de espárragos y ganó un libro dedicado del cocinero Enrique Sánchez. Los otros dos participantes, Noelia Bervel y Luis Daniel Henestrosa, ambos de Huétor Tájar, recibieron un mandil conmemorativo. Todos ellos, por el hecho de participar, recibirán un curso de cocina durante una semana de manos de Luis Henestrosa.

Carlos Molina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *