• Juan Cobos
  • Reportajes
  • 908

 

Pedro Calle, licenciado en educación física y especializado en readaptación funcional , con experiencia en más de diez años en la sanidad pública alemana, volvió a su tierra, Huétor Tájar, donde después de pasar por la gerencia de las instalaciones deportivas ha pasado ha formar parte de un proyecto pionero, donde como el propio Pedro nos comenta, no “centramos en el  tratamiento directo con las personas, que es realmente lo que a mí le gusta”.

Desde hace dos años se creó un área de Deporte y Salud en el Ayuntamiento de Húetor, con la colaboración del actual técnico de deportes, Luismi Díaz y con el total compromiso por parte de la concejalía de Deportes. “La idea de este programa es atender a personas con necesidades especiales. Personas que quieren practicar deporte, pero que tienen algún tipo de problema de cualquier tipo, como puede ser cardiovascular,  metabólico o musculares y que ya están fuera del ámbito clínico”.

Este área está destinada para esta población que necesita  de una especialización, para que puedan hacer deporte con total seguridad y mejorar su vida cotidiana, siempre como nos comenta Pedro, “con total garantía y siempre con el previo informe médico”.

Pedro, junto con sus compañeros, se encarga de confeccionar un entrenamiento a medida, donde los usuarios practican deporte en la piscina cubierta y en el gimnasio, “totalmente adaptado y personalizado, consiguiendo mejorar la calidad de vida de estas personas” y como nos insiste Pedro, “totalmente seguro”.

El área de Deporte y Salud, se creo hace dos años y forman parte de él tres profesionales. Pedro Calle se encarga la parte del gimnasio, su compañero Juanma de la parte de análisis antropométrico. Este profesional es el primero que recibe al usuario con el informe médico previo y a partir de ahí, se hace una valoración  de dicha persona. Por último, está la parte de la piscina, donde también se realiza un entrenamiento específico.

Dependiendo de los distintos informes y valoraciones de estas personas ya se les diseña el entrenamiento, donde se alterna piscina con gimnasio dependiendo de sus necesidades.

El público al que va destinado es de todas las edades con distintas patologías, personas jóvenes con problemas cardiacos, gente de más edad con problemas neurológicos y así gente de todas las edades que gracias ha este proyecto del Ayuntamiento de Huétor  Tájar, pueden practicar deporte con total garantía y mejorar su calidad de vida.

En la zona del Poniente, este centro deportivo  es el  único especializado en esta parte de deporte y salud, contando en la actualidad con población de las distintas localidades la comarca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *