• Manolo Écija
  • Reportajes
  • 385

 

La XXXVIII edición de la Feria General de Muestras, la Feria de los Pueblos y la primera edición de “Sabores De Granada” ha contado este año con una amplia participación de empresas y entidades de la comarca del Poniente granadino. Durante los dos fines de semana que ha transcurrido el evento los stand han contado con una nutrida presencia de los productos o propuestas turísticas de la zona. Esta feria, que ha sido un éxito durante estas 38 ediciones es un escaparate de productos y de servicios que se ha consolidado, que ha sabido reinventarse, que se ha adaptado y que se ha mantenido en el tiempo gracias a un magnífico trabajo sobre todo de los empresarios que han acudido año tras año.

Cada pueblo de los que participan muestra lo mejor de sí mismo. Sus atractivos turísticos, sus empresas más representativas, su calendario festivo o sus diversas potencialidades, todo por un objetivo común, atraer más visitantes a los pueblos y ampliar la red de clientes. En la Feria de los Pueblos estarán representados más de 100 pueblos, agrupados en mancomunidades, consorcios con una gran variedad de representaciones.

 

LOJA

Como no podía ser de otra manera, Loja ha estado representada con dos de sus señas de identidad, el agua y el Rosco de Loja. Ambos emblemas han estado acogidos por dos importantes empresas lojeñas, Fontarel y Obrador de Confitería Bonachera que se han unido al stad del Área de Turismo del Ayuntamiento de Loja. En la presentación de la feria, la concejala de Turismo, Paloma Gallego, enumero los atractivos con los que goza la ciudad, “Semana Santa, Carnaval, el rico patrimonio, la Ruta de la Tapa, el Vuelo Libre, la Vía Ferrata y el evento Dos Reinos, Dos Culturas, son algunos de los motivos que atraen a Loja a multitud de visitantes”. Precisamente la asociación Dos Reinos, Dos Culturas también estuvo representada por algunos de sus miembros que representaron en el escenario y durante la feria varios pasajes de la reconquista de Loja y Granada.

Durante los días que ha permanecido la feria, los visitantes han tenido la oportunidad de conocer las peculiaridades que ofrece la ciudad y de paso interesarse por un dulce típico y único que va aparejado al nombre de Loja. “Hemos conseguido que el Rosco sea patrimonio de los lojeños”, apuntaba Mª Dolores Rodríguez, de Bonachera. La propietaria del obrador resaltaba que aunque parezca mentira el Rosco aún no es conocido por todos los granadinos, “por lo que esta feria ha venido muy bien para ponerlo en valor”.

HUÉTOR

Si en Loja el agua y el Rosco eran los nombres propios, en Húetor Tájar no se olvidaron del espárrago. En este caso, el rico manjar de la vega del Poniente estaba auspiciado por el Consejo Regulador como  Denominación Específica del Espárrago de Huétor Tájar. Además de este colectivo, en el que están incluidos varios agricultores de la comarca del Poniente, Húetor aportó otro establecimiento señero. Se trata de Mermeladas Casa Rufino que durante los días que ha permanecido la feria ha ofertado su sinfín de productos innovadores, muchos de ellos con el espárrago hueteño como ingrediente principal.

 

ALGARINEJO

Desde Algarinejo el stand que propuso el Ayuntamiento pretendía promocionar el turismo por un lado y el aceite por otro. De hecho, durante los dos fines de semana la cooperativa de aceite de Algarinejo deleitó con degustaciones de aceite a todos los asistentes. El turismo también es pieza clave en este municipio y durante esos días se puso en valor su patrimonio monumental y las peculiares rutas naturales por su entorno. La pedanía de Fuentes de Cesna también se promocionó especialmente como destino rural en la comarca. Como siempre Casa Piolas está ligada al nombre de este pueblo y su establecimiento también tuvo hueco en el stand de la feria.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *