Los tiempos en los que viajar era una oportunidad para unos pocos han quedado atrás. Ahora no es únicamente una opción de ocio sino toda una necesidad que demandan nuestros jóvenes para su desarrollo personal y educativo. Ese trabajo necesario es tenido muy en cuenta por los centros educativos actuales. Es el caso del IES Moraima que suma a sus ya por suerte habituales intercambios con centros franceses un novedoso programa de Erasmus + en torno al Geocaching, una suerte de “búsqueda del tesoro” que permite el intercambio cultural entre jóvenes alumnos de diferentes países europeos.

Bajo el título “Geocaching in and out of the classroom- Minds in the Move” 24 alumnos y alumnas de primero de bachillerato de este instituto lojeño han tenido y tendrán la posibilidad de viajar a los otros seis países participantes, que son: Italia, Portugal, Grecia, Francia, Polonia y Lituania. A través de esta actividad las asociaciones multilaterales escolares Erasmus + tienen por objeto reforzar la dimensión europea de la educación.

El Geocaching es un juego de caza del tesoro que explta el uso de un sistema de posicionamiento global (GPS), así como otras herramientas de navegación para ocultar y buscar cosas que los gecocachers llaman “caches”, nuevos conocimientos. Se trata de una forma divertida de explorar lugares desconocidos, es decir una alternativa válida a otras actividades de tiempo libre incrementando el conocimiento sobre los lugares que visitamos.

Carmen Ortiz es la coordinadora de Loja que decidió sumarse a esta nueva iniciativa. El requisito principal para participar era que esos alumnos tuvieran un mínimo de conocimientos en inglés. Al final han participado seis alumnos por país. Hasta el momento se han realizado 3 movilidades y en estos momentos hay alumnos lojeños en Portugal.

Loja ya fue sede en estos pasados días de la visita de alumnos de este programa. El municipio fue el tablero donde buscar los “caches lojeños”. El IES Moraima ha “llenado” la ciudad de este tipo de hitos informativos.

Juan Miguel Castilla, profesor que participa en el proyecto, destaca que este tipo de actividad permite a los visitantes conocer lugares concretos que seguramente de otra forma no sabrían que existen. En Loja se han realizado rutas de “cachers” por los miradores, los nacimientos de agua, zonas naturales como el monte de la cruz, etc.

Los alumnos muestran interés por esta actividad que les permite viajar a coste cero. A parte de ese incentivo, nada desdeñable, les permite conocer otras culturas y empezar a valerse por ellos mismos dentro de la semana que dura el viaje. Todos ellos afirman la necesidad que tienen de aprender a relacionarse con familias de otras culturas y la obligación de hablar inglés para poder comunicarse.

Al margen de esta actividad docente todo aquel lojeño o visitante puede participar en la búsqueda de “cachers”. Para ello tan sólo tenemos que descargarnos la aplicación C: Geo en nuestro teléfono móvil y empezar la búsqueda. Informar que esta aplicación sólo sirve en formato Android.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *