• Manolo Écija
  • Reportajes
  • 226

 

La piscina con los primos, los paseo al parque con los abuelos, las vacaciones en Torre del Mar, las largas noches en las terrazas con los papás y los partidillos de fútbol en los campamentos ya son meramente un espejismo de un verano intenso en la mayoría de los casos. Ahora hay que pensar en otra cosa. A ver qué compañeros vendrán, como será la seño nueva, les gustará a mis amigos la mochila que me han regalado y si me adaptaré o no al grupo del recreo. Esas son las principales preocupaciones para los niños y niñas de nuestra comarca que han comenzado esta semana sus clases. Unas preocupaciones que se multiplican en una gran escala si conversamos con los padres y madres que tienen que enfrentarse a la odisea de un nuevo curso.

En muchos casos quizá no habrá más problema que convencer a los niños de que hay que madrugar, pero para los que tengan la suerte de trabajar tendrán que hacer malabares para llevar y recoger a los críos cada día. Los abuelos, que siempre han estado ahí durante el verano, tendrán que continuar sus obligaciones de niñeros durante el curso escolar. Rara es la puerta de colegio que no cuenta por decenas a los abuelos y abuelas que esperan a su nieto con impaciencia. He aquí una complicación, la de cuadrarse para ir a recoger a los niños, pero por otro lado toca también hacer un desembolso para cubrir los costes del material que se precisa para en nuevo curso. Aquí en Andalucía, desde hace varios años, las familias se beneficial del denominado cheque libro, por lo que los libros de texto de los alumnos son totalmente gratuito. Los beneficiarios de este programa son todo el alumnado matriculado en los centros docentes de Andalucía sostenidos con fondos públicos en los cursos de la Educación Primaria, Secundaria y Formación Profesional Básica. Asimismo, será beneficiario del Programa el alumnado con Necesidades Educativas Especiales que esté matriculado en los cursos del período de Formación Básica de carácter obligatorio.

Gracias a esta ayuda, lo padres tienen únicamente que abonar el coste del resto de material escolar. Esto es, libretas, lápices, ceras, rotuladores, folios, gomas, sacapuntas… En total, como se puede comprobar en las librerías, el precio de toda esta lista que se entrega en los colegios el primer día de curso, va desde los 30 hasta los 50 euros por niño, dependiendo del material que precise cada colegio.
Familia Cuevas Caihuela

 

 

La familia Cuevas Caihuela es numerosa. Además de Boni y Eva, el núcleo familiar está formado por Gonzalo, de 4 años, Ángela, de 7 y Eva con 9. Todos han vuelto al cole el mismo día y han dejado atrás varias semanas de diversión para ellos pero auténticos malabares para los padres. Como nos cuenta Boni “este año hemos tenido que volver a tirar de la familia en verano ya que es imposible conciliar la vida laboral y la familiar”. Su intención era inscribirlos en los campamentos organizados por el Ayuntamiento de Loja, pero como nos dice Boni, “el mismo día que abrieron las inscripciones se agotaron las plazas cuando llegamos por la tarde”. Como nos cuenta “es una paradoja que los padres que trabajamos los dos y por tanto no podemos ir por la mañana a matricular a nuestros hijos en los campamentos, ya no tengamos plaza cuando vamos por la tarde”. Así que se han tenido que ocupar de los tres hijos los titos, los abuelos y otros miembros de la familia.

De hecho las vacaciones de la familia también se tiene que adaptar a los hijos y como dice Boni, él y su mujer solo han coincidido una semana.

Sobre la vuelta al cole este padre adelanta que “aunque se dan los libros el resto del material es caro y a veces se piden desde el colegio cosas en exceso y poco prácticas”. Por destacar, expone que no se debería pedir a los niños tan pequeños tanta cantidad de folios y papel higiénico ya que de eso si que podría hacer cargo el propio colegio.

Precisamente sobre su centro, el CEIP Pérez del Álamo de Loja, a Boni le gustaría que contara con comedor para que facilitara la vida de las familias que trabajan los dos padres. “Tenemos que adaptar nuestro horario laboral a la hora de entrada y salida de los hijos y eso no siempre es posible”.

 

Familia Castellano Pérez

 

José Antonio Castellano y Pilar Pérez son padres de dos niñas, Lucía y Marta, de 10 y 6 años respectivamente. Como el resto de la comarca ya saben lo que es el estrés de la vuelta al colegio y en su caso, estando los dos trabajando, también se suma a que hay que cuadrar horarios para atenderlo todo.

Sobre estos primeros días de clase, Pilar nos cuenta que sus hijas “en general se lo están tomando muy bien, con mucha ilusión y con ganas de reencontrarse con sus amigas”. Este año ambas cambian de ciclo y en su caso se une además que cambian de edificio en su colegio, “algo que les hace sentir más mayores”. Es verdad, nos reconoce, que “la pequeña al ser más tímida le ha costado un poco más y por eso lloraba un poco los primeros días”, pero una vez que se ha hecho a su nueva clase y compañeros se ha adaptado bastante bien.

En estos días a las niñas les cuesta un poco más despertarse después del verano en el que han tenido unos horarios más relajados. Como dice Pilar “esto es habitual todos los años pero les cuesta poco coger el hábito”. De todas formas si hubo un día en el que no les costó nada fue el primero en el que “estaban eufóricas con empezar el colegio”.

Atrás quedó el verano en el que como casi todos, “hemos tenido que recurrir a los abuelos y las niñas estaban encantadas en el campo”. Ahora toca ajustar un poco los tiempos para ir a llevarlas al cole y recogerlas. Pilar dice que puede adaptar su horario perfectamente, pero que si algún día el trabajo se lo impide, sabe que algún familiar tendrá que hacerse cargo.

Ahora toca echar números. “Sinceramente pienso que la vuelta al cole, en lo que a material se refiere, no es nada cara”. En su caso nos apunta que para la pequeña el coste de lo que le han pedido en el colegio es de unos 30 euros y para la mayor un poco más, casi 40 euros. “El que tengamos cheques libro nos da un respiro muy grande a todas las familias y además en el colegio nos han permitido reciclar parte del material del año pasado, por lo que el ahorro ha sido todavía mayor”.

También es momento de pensar en las actividades extraescolares. Parece que está claro, “tenemos pensado que hagan algo de deporte, quizá gimnasia rítmica o natación y además completaremos con clases de inglés”.

Pilar además de concejala de Consumo y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Huétor, es directora del Centro de Mayores y todo eso le deja espacio para ser presidenta del AMPA de su colegio y delegada de padres y madres. “Me gusta trabajar por mi pueblo y mi colegio y por eso en esta época del año estoy pendiente de que todos los padres solucionen sus problemas y que todo marche según lo previsto”.

 

Familia Ruiz Torres

 

En Villanueva encontramos a Cari Torres y Alfredo Ruiz. Este matrimonio son padres de Andrea, de 12 años, Javier de 11 y Celia de 6 años. Los dos tenían muchas ganas de comenzar el colegio “pero especialmente la pequeña ya como decía este año iba a pasar con los grandes”, ya que ha cambiado de ciclo. “Se han adaptado bastante bien al inicio del curso, apenas tienen trauma y si les cuesta un poco despertarse es algo normal”, de hecho nos reconoce que incluso durante el curso siempre les cuesta ponerse en pie.

Ambos padres son autónomos así que pueden, en la medida de lo posible, adaptar su comienzo de jornada para llevar a los niños al colegio. “Tenemos esa suerte de que siempre uno de los dos podemos ir a llevarlos o recogerlos, pero aún así es complicado conciliar trabajo y familia”.

Sobre los gastos del principio de curso, Cari reconoce que son muy asumibles para todas las familias. “Tengo amigos y familiares de otras comunidades como Murcia o Cataluña y allí tienen que pagar unos 300 euros por cada niño, mientras que aquí pago unos 30 euros por cada niño del colegio”. Como es sabido, “el tener los libros gratis es un alivio para todos” y evita que septiembre sea una cuesta insalvable para los vecinos.

No solo hay que adaptarse a las clases, ya que los hijos de Cari también están pensando en actividades extraescolares. “Las clases de inglés no pueden faltar y por supuesto el fútbol para Javier que le gusta mucho”. Además sabe que habrá más actividad porque sus hijas quieren participar en las clases de Guadalinfo de Villanueva y probablemente tomen clases de guitarra. Esto hará que tenga que robarle un tiempo a su trabajo para cuadrar los horarios también por la tarde.

 

Librería El Paseo

 

Para conocer como se está desarrollando esta vuelta al cole nos vamos hasta una librería lojeña, concretamente Librería El Paseo. Esta es la primera vez que este dúo de hermanas se enfrentan a esta etapa escolar, ya que regentan este negocio desde este pasado mes de junio. “Es cierto que hay que organizarse muy bien estos días, porque todos los padres y madres vienen casi a la vez y nos piden las mismas cosas”. Es por eso por lo que a veces se agota un determinado artículo y hay que apelar a la paciencia del progenitor. “En la mayoría de los casos la gente es prudente pero para evitar las colas y que algo pueda estar agotado, siempre recomendamos que hagan uso del cheque libro un poco antes de que comience el colegio”. Es que ya se sabe que nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena y parece que solo podemos comprar los libro de texto cuando comienza el curso. Pues error. Una familia puede retirar sus libros mucho antes, de hecho el cheque libro se entrega a cada padre justo el día que se entregan las notas el curso anterior. “Como ahora vienen todos los padres a la vez puede ser que el libro de alguna asignatura no lo tengamos y haya que esperar a que nos llegue un envío”.

Sobre el resto del material, nos cuenta que son cosas muy económicas. Es verdad que la lista es muy extensa “pero si sumamos el precio de todo cada niño puede gastar unos 35 ó 40 euros en material escolar”. Eso sí, este precio varía dependiendo del colegio y de las necesidades del mismo.

Manolo Écija

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *