• Manolo Martín
  • Opinión
  • 519

Hubo un tiempo en que Loja no contaba con infraestructuras para el desarrollo cultural, deportivo o de ocio. Los abuelos tomaban el sol en las plazas, los chicos jugaban al futbol en las calles con pelotas de papel o de trapo, y algún que otro evento cultural muy aislado como la representación de una zarzuela en los salones del Casino de cuyos jóvenes de los años 50 componentes del elenco, creo no queda nadie vivo.

En la década de los 50 se adquirió el terreno que ocupa el Estadio San Francisco, iniciativa promovida por Don Manuel Torres Ropero, Don Antonio Collados, Don Manuel Campos, con un grupo de amigos que crearon La Peña, primer equipo de futbol federado en nuestro pueblo. Posteriormente en parte de este terreno, se construyen las viviendas sociales del grupo Santa Adela.

En la década de los 60 se adquieren los terrenos de la Hoya de Narváez en la Alfaguara, que eran propiedad de Don Antonio Fernández Alvares para la construcción de un nuevo estadio de futbol, en esta ocasión fue Don José Ropero León del que partió la iniciativa y negoció todo el proceso, hasta su realización. También en este terreno se construyó el C.P. Alfaguara, la primera piscina municipal y recientemente su pabellón deportivo.

Llegó la democracia, los Ayuntamientos se esforzaban por facilitar todas la iniciativas culturales y deportivas, pero carecían de infraestructuras, se habilitaron pistas en los colegios públicos y en la planta alta del Ayuntamiento se cedían locales a los grupos culturales para realizar sus prácticas y ensayos no había otras posibilidades.

En la década de los ochenta, fue posible la compra de terrenos y se compro el Cine Imperial, se construyo el Polideportivo de la Avda. Pérez del Álamo, dotado con escenario y locales que se pusieron a disposición de los movimientos culturales de teatro, cine, música, y todo tipo de deportes, se construyeron las pistas del Caminillo y pistas de petanca.  Loja llego a participar a nivel nacional en Baloncesto. Los Ancianos contaron con su primer hogar donde podían desarrollar y desarrollaron todo tipo de actividades culturales, teatro, rondallas murgas etc. Se consiguió el conservatorio de música.

A partir de los años 90 y hasta 2011 se fueron completando las infraestructuras culturales y deportivas. Se construyó el nuevo Estadio de Futbol, el nuevo Pabellón en el antigua ferial, El complejo de Piscinas (por cierto, la cubierta se paralizo cuando el PP llegó al poder municipal y sigue sin terminarse, nuestros bañistas de invierno lo hacen en Huetor Tajar, con Alcalde Socialista). El Centro Cívico, La casa de la Juventud, El Hogar del Barrio San Francisco, etc.etc. Curiosamente la totalidad de las infraestructuras han sido realizadas por los socialistas, han sido los gobiernos del PSOE los que adquirieron, terrenos, edificios y realizaron sus rehabilitaciones y construcciones. No existe que yo sepa ninguna muestra de infraestructuras culturales o deportivas en los nueve años de gobierno municipal del PP.

En  2016, contamos con infraestructuras suficientes para el desarrollo cultural y deportivo de todos los ciudadanos, de todas las edades y es verdad que se están desarrollando muchísimas actividades, pero existe una infrautilización del equipamiento de que dispone nuestro pueblo, por lo que nuestros responsables municipales deberían fomentar la afición por el teatro, ya en la década de los 80 existieron grupos de niños como aquel grupo que representaba el Principito por toda la provincia, o aquel que representó la Casa de Benarda Alba.

Hoy dispone el Ayuntamiento de locales idóneos para que puedan ensayar grupos musicales y de teatro, dispone de locales idóneos para que los grupos de Carnaval ensayen. Yo desde aquí les animo a que aglutinen todas las iniciativas posibles, constaten con los profesores de música, con los enseñantes, con los profesores de Filosofía y otros, para conseguir que Loja vuelva a ser un referente cultural en la provincia, estoy seguro que ello es posible si sumamos todas las aficiones y capacidades.

Manolo Martín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *