• Manolo Martín
  • Opinión
  • 214

 

Pasó la semana Santa, con algunas novedades, el año pasado la procesión del viernes Santo desfilo sin estandartes, este año la abrían tres, por curiosidad pregunté y me dijeron que eran imposiciones del cura cosa que no creí, pues no me figuro que a ningún cura le moleste que en un desfile conmemorativo en que la figura central es el personaje histórico de Jesús de Nazaret cuya Pasión y Muerte se conmemora, no sea lo más deseado por Jesús, que en todas las manifestaciones públicas las insignias de su Madre presidan la comitiva, dado que tanto la Historia como los Evangelios, resalta la influencia de María en su educación y en animarle a cumplir su cometido histórico desde antes y después de las bodas de Canaán.

Un año más, Nuestro Padre Jesús de las tres caídas, a hombros de sus fieles horquilleros subió al Calvario y al bajar hizo su parada en la Capilla de la Sangre donde le recibió su madre La Virgen. En aquel momento me vino a la cabeza una reflexión.

En la militancia socialista de Loja, hay una mayoría que se declara católico, de esa mayoría una minoría practicantes, otros nos declaramos agnósticos y algún que otro ateo, pero curiosamente los socialistas gestionaron el arreglo de la Ermita de Jesús, adquiriendo incluso la vivienda adosada a dicha Ermita para dejar diáfanas sus cuatro fachadas y adecentando las mismas. También el tejado de la Iglesia mayor, donde también adquirieron la vi vivienda adosada al tambor de la iglesia con la intención de que este monumento quede también en un próximo mandato de los socialistas libres sus cuatro fachadas y puedan los lojeños disfrutar de la maravilla del pie de la torre totalmente oculta hoy.

Igualmente se gestionó el arreglo del tejado de la Iglesia de San Gabriel y su torre. El Ayuntamiento también adquirió las cuatro casa adosadas que tapaban la fachada oeste, quedando pendiente que alguien asuma dejar libre de adosos la fachada sur de la misma,  El convento de Santa Clara fue en dos ocasiones gestionada su restauración, y la Iglesia de Santa Catalina su tejado la torre y dejada convertida en plaza por derribo de las construcciones anexas a su fachada izquierda. Así mismo en colaboración con los vecinos  y hermandad de Jesús Orando en el Huerto y la Virgen de la Esperanza se restauró la Ermita de San Roque.

Y pienso, los del PP que han gobernado Loja durante 10 años, que se suelen apropiar de las banderas, de los Santos  y de todo lo que se les ponga por delante y que nunca han hecho nada por nuestros monumentos. Deberían colaborar con los componentes  de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús de las tres Caídas, que seguro estarían encantados en la restauración de la hermosa y artística capilla a la vista de los restos que quedan de la misma de la Ermita del Calvario.

Para su logro ofrezco dos ideas, sin perjuicio de que existan otras mejores y sean las que se apliquen. Primera que el Arquitecto Municipal que con la escases de obras en Loja tendrá poca faena, elabore un proyecto de restauración de la Ermita, una vez conocida la necesidad de oficios para tal fin solicitar una escuela taller para el perfeccionamiento de parados de larga duración de la construcción y oficios necesarios, con lo que se conseguiría recuperar este emblemático lugar, regenerar sus ascesos con las cruces que faltan, (las existentes fueron colocadas por una escuela taller en los 90) y conseguir trabajo a parados de larga duración mejorando sus conocimiento para tener más oportunidad de conseguir trabajo. En el proyecto de Escuela Taller pueden incluirse otras actuaciones de lugares públicos y Patrimonio, sé que no es necesario, pero me ofrezco a aportar ideas si lo creen oportuno.

La segunda idea, menos social mas pobre seria incluir en el Pfea estas 0bras.

Veo que el Cementerio al que se refería mi anterior articulo sigue sin el personal necesario, sería bueno que muestra interventora primera responsable de la legal utilización de los fondos finalistas nos informara por medio del Corto de Loja que pagamos todos los lojeños de las cuentas de ingresos y gastos del Cementerio, ya que para ella dado el presupuesto funcional esta información no le cuesta más de media o una hora.

Espero que algún día se dé luz verde y se me comunique que mis opiniones tienen cabida en el Corto de Loja, ya que lo pagamos todos los lojeños y vivimos en un Estado Democrático aunque nuestro Alcalde lo ignore.

Manolo Martín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *