• Redacción
  • Noticias
  • 833

 

CARLOS MOLINA

 

La Feria Grande de Loja durará más de siete días. Como muestra las múltiples actividades que se han desarrollado dentro de los llamados días no feriados. La 45 edición de la Volaera Flamenca Alcazaba y la cena homenaje a los mayores, fueron los eventos más reseñables ante la espera de los días festivos.

El concurso de cante jondo más veterano de la provincia celebró el pasado sábado su 45 final. La Volaera Flamenca, organizada por la Peña Alcazaba, volvió a erigirse como hito cultural de las principales fiestas de la ciudad.

La trayectoria de los finalistas, que ya habían luchado en el pasado por la volaera de plata, presumía una gran final. La expectativa se cumplió con cuatro horas de gala en la que no falto la emoción, el sentimiento y el arte por doquier.

La Junta Directiva de la Peña Alcazaba reconoció la labor de sus socios: José Calle, Antonio Peinado y Rafael Pérez, concediéndoles la reconocida insignia de plata de la peña. Una mención especial obtuvo el lojeño José Luque Reina, que ha sido todo en la peña, directivo y participante del concurso. Antonio Cáceres, presidente de la peña, le entregó una volaera de plata en miniatura.

Ya dentro del concurso el galardón recayó en el tercer clasificado en rondas previas. El sevillano José León, más conocido como “José de la Mena”, se hizo con el galardón con una actuación conformada de granaina, malagueña, alegrías, martinete y debla.

Con la presencia del alcalde de Loja y del concejal de Cultura, Cáceres le entregó la ansiada volaera de plata. El cantaor se mostró emocionado después de haber llegado en el pasado a la final sin tanto éxito.

En segundo lugar quedó la joven cantaora Araceli Campillos, de Lucena (Córdoba) y en tercer lugar, Roque Barato Torres de Moral de Calatrava (Ciudad Real), quien también ganó el premio a la mejor granaina. En cuarto lugar quedó Antonio Porcuna “El Veneno”, de Adamuz (Córdoba). El guitarrista oficial fue Carlos Zarate.

Se contó con la participación del cuadro flamenco de Amalia Mariscal, al cante Juan Manuel Muñoz “El patillas” y a la guitarra Francisco Hurtado “Morilito”.

Cena homenaje a los mayores

Las sonrisas dibujadas en sus rostros denotaban que la función, si hacemos un símil con la representación de una obra de teatro, había sido del gusto de la mayoría, por no decir la totalidad, de la bancada. Esos risueños rostros eran el final de una novela que comenzó a escribirse a partir de la llegada de los comensales poco de después de las 20 horas a las Piscinas Municipales Genil. Nuevo escenario, nuevas sensaciones. Comer al aire libre, al fresquito, el día fue caluroso, era un lujo valorado por los 1200 mayores que disfrutaron de la velada.

Con el trabajo reseñable de la mayoría de las áreas del consistorio, la organizadora era de Área de Bienestar Social pero existió la coordinación de Policía Local, Protección Civil, técnicos de Deportes e Infraestructuras, Cruz Roja, etc. los mayores llegaban bien ordenados a sus mesas. Hotel Restaurante Manzanil midió cada detalle a la perfección. Mesas bien vestidas, sillas de llamativo estilo, centro de mesa formado de plantas de guindilla, buena cubertería y cristalería, y lo más importante, buen número de camareros atendiendo las mesas. Normal que los mayores se sintieran como reyes en tan bonito paraje y controlado servicio.

El menú fue conformado de entrantes a base de patatas chips y saladitos junto con jamón y queso curado de cabra, langostinos cocidos de primer plato, magro de cerdo segundo plato y por último helado de fresa de postre. Todo ello con refrescos, vino y cerveza. Al final se entregó a cada comensal, como obsequio, una cajita con un rosco de Loja gentileza de repostería Bonachera. No quedaron atrás las plantas de guindillas, que fueron otro recuerdo más a repartir entre los componentes de la mesa.

Los mayores valoraron muy positivamente tanto el lugar como el trato y la comida recibida. Además optaron a diferentes regalos que fueron sorteados entre los asistentes, premios que iban desde una sombrilla a una cena.

Como es tradicional se homenajeó a los asistentes más longevos. Este año se reconoció a Cecilia Rosales Galeote, conocida como la abuela de Riofrío, que con 94 años sigue ayudando a sus cuatro hijos. De hombres se reconoció a Manuel Aguilera Ruiz y Rafael Velázquez Fuesteros, ambos de 90 años de edad. El primero de ellos no acudió a la cena. Todos recibieron un ramo de flores, una placa y un gigantesco Rosco de Loja gentileza de la empresa lojeña Bonachera.

En el acto se contó con la presencia de la delegada en funciones de la Junta de Andalucía en Granada, Inmaculada Oria, del alcalde de Loja, Joaquín Camacho, de la concejala de Bienestar Social, Matilde Ortiz, y de diferentes miembros de la corporación municipal como es el caso de Juanfran Mancilla, portavoz del PSOE, entre otros. También estaban presentes los alcaldes pedáneos de las pedanías participantes.

Ortiz, como principal responsable de la cena homenaje, destacó el esfuerzo de los técnicos de todas las áreas municipales en la organización del evento. “Son más de dos meses de trabajo y es mucha responsabilidad”, admitió la concejala añadiendo que este año el objetivo era “dar un claro giro al acto”. En ese sentido admitió que tras años de dificultades “era el momento de dar un paso adelante” ya que en su opinión “los mayores deben de sentir que el ayuntamiento está con ellos”.

La delegada en funciones disculpó la presencia de la delegada Sandra García, por encontrarse de vacaciones, y mostró su satisfacción “de acudir a Loja para homenajear a los mayores que se merecen todo”. Oria habló del esfuerzo de éstos para ser “pilares” en sus familias y puso en relieve la necesidad de mejorar estos actos, algo que admitió se ha conseguido este año con el cambio de ubicación.

Un exultante Joaquín Camacho, quien saludo mesa por mesa a todos los asistentes, quiso mencionar a esos lojeños que emigraron y cada feria vuelven al municipio a reencontrarse con sus raíces. “Sois lojeños de pura cepa y también os merecéis este homenaje”, comentó el primer edil reseñando también la presencia de vecinos de todas las pedanías y barrios de la ciudad. Camacho deseo a todos una feliz feria.

Ya de madrugada el baile fue el protagonista. Bachatas, pasodobles y merengues por doquier para disfrute de los más intrépidos que aguantaban en un ya fresco ambiente. Fue el punto y final de una noche especial para unos mayores muy especiales.

38 Open de Tenis Ciudad de Loja

El deporte también fue protagonista en estos días previos. Las instalaciones del Club de Tenis Tricolia acogieron del 19 al 21 de agosto la 38 edición del Open de Tenis Ciudad de Loja. En esta ocasión se contó con categorías absoluta masculino, absoluta III femenino, benjamín, alevín e infantil.

Finalmente el cabeza de lista, el gaditano Ricardo Ojeda, 343 del mundo y 31 de España, ganó el torneo al imponerse en la final a Juan Antonio Dugo Reyes, décimo en el open, por 6/0 y 6/1. En féminas Nuria Párrizas, 13 de España y cabeza del open, ganó por 6/2 y 6/3 a la granadina Mercedes Losada.

Tradicional tirada de la Feria

Por otra parte las instalaciones de Club de Tiro Olímpico Manzanil volvieron a albergar un año más la tradicional tirada de la Feria Grande de Loja. Más de 70 participantes disputaron esta prueba de pistola estándar y aire comprimido V Trofeo Jóvenes Promesas.

Tras dos días de actividad, el domingo 21 de agosto se llevó a cabo la entrega de premios con la presencia del alcalde de Loja y los concejales de Deportes y Cultura. En pistola estándar los ganadores fueron: Ana Ronda (Loja) en damas, Vitorino Cuevas (Málaga) en veteranos y Julio Gallegos (Loja) en General.

Secuencia 01.01_33_37_27.Imagen fija002 Secuencia 01.01_44_35_13.Imagen fija005 Secuencia 02.00_10_17_06.Imagen fija001 Secuencia 02.00_12_47_22.Imagen fija008

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *