• Carlos Molina
  • Noticias
  • 234

 

La pesadilla comenzó cuando en marzo de 2016 el Tribunal Supremo decidió incluir como especie exótica invasora a la Trucha Arcoiris tras un recurso de Ecologistas en Acción. La principal pedanía lojeña para el turismo veía como uno de sus atractivos desaparecía se su río de un plumazo. Un sinsentido, apoyado por estudios bilógicos y técnicos, que se mantiene un año y medio cebándose con el empleo de la zona.

En este tiempo la esperanza de vecinos y empresarios se depositaba en la moción que el Grupo Popular en el Congreso de los Diputados presentó el pasado mes de junio. La propuesta fue rechaza por los votos en contra del PSOE y Unidos Podemos, con la abstención de Ciudadanos. El texto argumentaba que se permitiría el aprovechamiento de animales como el arruí o la trucha arcoiris para evitar que se extendieran a zonas libres. Bastaba con que hubieran llegado antes de 2007 y que las comunidades autónomas dibujaran las áreas en la que estaban asentadas. El PP había escogido una vía rápida como la modificación mediante propuesta de ley para tener lista la aministía en un par de meses.

Ante esa dura noticia los vecinos de Riofrío se manifestaron el pasado 27 de junio para reclamar consenso político. A la cita acudieron representantes del PP y del PSOE, que apoyaron a ciudadanos y empresarios en su reivindicación. El parlamentario andaluz, Miguel Castellano, reiteró el apoyo de su grupo en la Junta de Andalucía para la modificación de la Ley, algo que no concuerda con la postura de su partido a nivel nacional. Castellano insistió en dar pasos seguros que posibiliten que la Justicia no termine por retroceder dicha modificación. Por parte del PP el alcalde de Loja, Joaquín Camacho, pidió cordura para posibilitar la vuelta de la trucha arcoriris a Riofrío con la mayor prontitud posible.

 

Nueva propuesta

 

El presidente provincial del PP granadino, Sebastián Pérez, el diputado nacional Carlos Rojas y el alcalde de Loja, Joaquín Camacho mantuvieron un encuentro con diversos colectivos implicados en la defensa de esta especie y trasladó que el PP “volverá a presentar dicha iniciativa en el Congreso” y trabajará nuevamente para lograr que el resto de fuerzas políticas sí la apoyen en esta ocasión.

Por su parte, Carlos Rojas, diputado nacional del PP, reiteró que la lucha de los vecinos de Riofrío y Loja “es la nuestra” porque no tiene mucho sentido “la situación que están viviendo”.

En los mismos términos se pronunció el alcalde pedáneo de Riofrío, Alejandro Aguilera, quien ha invitado al PSOE y a Ciudadanos a “reconsiderar” su postura, uno por su voto en contra y otro por su abstención. “Estaríamos encantados de recibirlos aquí y que nos expliquen personalmente el porqué de su sentido del voto. Lo mismo que ha venido el Partido Popular, les pedimos que vengan a Riofrío, den la cara y nos digan por qué votan en contra y otros por qué se ponen de lado y se abstienen”, ha solicitado Aguilera.

El alcalde pedáneo lamentó que PSOE y Ciudadanos “estén jugando con la economía de las familias de Riofrío”. “Si con la tasa de paro que hay en Granada, sumamos más paro por una decisión política, en lugar de ir hacia delante, vamos hacia atrás”, ha insistido.

“Las palabras de Alejandro reflejan la realidad social que vivimos en base  a la situación de la falta de trucha arco iris en Ríofrio”, declaró el alcalde de Loja, Joaquín Camacho, quien ha celebrado la unidad del PP en las distintas Cámaras, a favor de los intereses de la economía de esta pedanía lojeña. “El PP se compromete a buscar solución a este problema porque sabemos que es grave para la economía del lugar y porque nuestra prioridad es la generación de empleo estable y de calidad”, declaró Camacho. Por ello, continuó el primer edil, “apostamos por sectores que generan empleo duradero como los negocios hosteleros, ejemplo histórico de negocio en Riofrío, y que se ven también afectados”.

Carlos Molina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *