• Manolo Écija
  • Noticias
  • 142

 

Que el trabajo del colectivo “Loja, Dos Reinos, Dos Culturas” ha calado en la población lojeña es una realidad desde su primera edición. Pero ahora, podemos decir sin riesgo a equivocarnos, que esta actividad se ha convertido en todo un referente en la provincia. De hecho, la pasada semana, la Diputación Provincial de Granada ha anunciado que esta asociación lojeña es una de las premiadas con los Honores y Distinciones 2017, que cada año concede la institución.

Concretamente, el galardón se enmarca en la modalidad “Granada Coronada”, que premia a quienes destaquen en el desarrollo cultural, económico y social en nuestra provincia y en este caso concreto, valora el tremendo esfuerzo de este grupo de personas por mantener viva la historia de la ciudad y de nuestra provincia al tiempo que lo convierte en uno de los referentes turísticos de Loja. Precisamente, así lo valoraba la concejala de Turismo lojeña, Paloma Gallego. “Este premio sirve para reconocer fuera de nuestra ciudad el trabajo de este grupo de personas para desarrollar su labor de difusión histórica”. En este sentido también se expresó el alcalde, Joaquín Camacho, reconociendo que “Loja, Dos Reinos Dos Culturas”, es un ejemplo de la participación ciudadana “en un proyecto tan importante para el desarrollo de un territorio con el que se puede conseguir un gran avance turístico y el reconocimiento de nuestra historia que, a veces, desconocemos”. Camacho señaló que esta distinción ha sido propuesta por sus compañeros populares en la Diputación y posteriormente refrendada por unanimidad del pleno provincial.

El actual presidente de esta asociación es Antonio Ruiz, que tras el conocimiento del premio, lo primero que ha querido ha sido recordar a sus antecesores en el cargo, Francisco Gómez y María de Lara. Precisamente, ésta última fue en su día la promotora del evento y la que ha conseguido calar esta idea en toda la población. Ruiz se mostró muy agradecido por este reconocimiento provincial y apuntó que cada año intentan ir a más para engrandecer este evento. A día de hoy, celebran una semana temática en los centros escolares, cenas teatralizadas y la famosa recreación histórica de finales del siglo XV, entre nazaríes y cristianos, donde dio lugar  la reconquista de los Reyes Católicos. Lo más importante, a juicio de Ruiz, “es que estas recreaciones permiten recordar la convivencia de ambas culturas y que sirva como ejemplo a la conciliación actual”.

Manolo Écija

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *