• Redacción
  • Noticias
  • 864

 

El municipio de Montefrío vuelve a acoger mañana una de las fiestas tradicionales más auténticas y originales de toda la provincia de Granada: la de “los Tontos de Lojilla”, en la que los vecinos de esta pedanía montefrieña rinden un particular homenaje a su patrón, San Sebastián.

De este modo, durante varias horas los “Tontos”, jóvenes disfrazados con atuendos de colores y cencerros colgados por todo el cuerpo, vuelven a saltar por las calles de Lojilla, pidiendo dinero a los transeúntes para dejarles en paz. De lo contrario, no cesan de brincar, gritar y molestarles: de ahí su apodo.

Tradicionalmente, los “Tontos” pedían esta limosna por los cortijos de Lojilla para poder sufragar los gastos de la feria de San Sebastián, y los vecinos también les obsequiaban con tortas de aceite y melones.

El origen de esta fiesta es desconocido, si bien antropológicamente están entroncadas con la fiesta de los Verdiales de Málaga, cuyo atuendo (con capas, sombreros y cintas de colores) es muy similar.

 

Chocolate y bollos de manteca

La jornada comienza con la tradicional misa en honor a San Sebastián en la Ermita de Lojilla, un templo restaurado hace dos años. Por la tarde, los Tontos hicieron su aparición por las calles de la pedanía, incordiando a todo aquel que se interponga en su camino y llamando una a una a todas las puertas de las casas.

 

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *