• Manolo Écija
  • Noticias
  • 1013

 

Más de 500 jóvenes de toda la comarca han hecho escalada y tirolina sin necesidad de ir a la sierra. Han hecho un programa de radio, si ir al estudio y han presenciado una obra de teatro, sin acudir a uno. Todo eso, y mucho más, sin salir del pabellón de usos múltiples de Huétor Tájar, donde hace unos días, los alumnos de los colegios de Alhama, Montefrío, Villanueva, Moraleda, Salar, Íllora y el propio Huétor Tájar acudían a la presentación del el Plan de Inclusión Activa PROGRESA, de la Diputación de Granada, que tiene como objetivo que estudiantes de grados sociales de la Universidad de Granada atiendan a menores de la provincia que se encuentran en riesgo de exclusión social. De este modo, los escolares no perdieron ni un instante durante la mañana y parte de la tarde para aprovechar los talleres que se les ofrecía. También se contó con la presencia de varias asociaciones de la comarca, como Cruz Roja que impartió talleres de primeros auxilios y el Centro la Pirámide, que presentó las manualidades que realizan.

El alcalde de Huétor Tájar, Fernando Delgado, estuvo acompañado durante su visita por el pabellón por la delegada de la Junta en Granada, Sandra García, y los alcaldes de Villanueva, José Antonio Durán e Íllora, Antonio José Salazar.

En total, el programa PROGRESA implica a más 100 jóvenes estudiantes, procedentes de toda la provincia, que atienden a 180 niños y niñas con dificultades, y que además participan simultáneamente en un programa formativo de actualización y reciclaje. Una iniciativa que fomenta la inclusión activa de personas jóvenes menores de 30 años en situación o alto riesgo de exclusión a través de su incorporación a un programa de acompañamiento social que ayuda a la adquisición de competencias personales, sociales, educativas y laborales.

Con el desarrollo de PROGRESA, que cuenta también con la colaboración de la UGR, se consigue dotar de formación específica y prácticas a jóvenes, también menores de 30 años, estudiantes o titulados en materias afines al plan, en situación de desempleo, en el ámbito de la atención socioeducativa de niños y niñas y jóvenes para la adquisición y mejora de la cualificación y competencias profesionales con el objetivo final de facilitar su empleabilidad.

Además, se ha intentado que los estudiantes seleccionados estén ligados a la zona de intervención, ya sea por su procedencia o por otras razones, de manera que el conocimiento del territorio y sus personas constituya un valor añadido al Plan.

PROGRESA es una iniciativa coordinada con la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, y su Programa de Acompañamiento Escolar, si bien añade otras dimensiones que complementan la educativa al incluir la social, familiar, amistades, tiempo libre, adquisición de habilidades y hábitos para la vida diaria.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *