• Redacción
  • Eventos
  • 495

 

El Instituto Diego de Siloé de Íllora celebró hace unos días su cincuenta aniversario, una destacada efeméride que aprovecharon en el centro para organizar una fiesta con toda la comunidad educativa. Mucho han cambiado los tiempos desde que este centro se puso en marcha allá por el año 1966 en la que pocos vecinos tenían oportunidad de llegar a secundaria. En el medio rural era casi imposible dedicar tiempo a los estudios cuando se había cumplido una determinada edad y era el momento de ayudar a la familia. En aquel curso 66/67 los matriculados era tan solo 14 alumnos, y el centro pertenecía al instituto Padre Suárez de la capital. Con el paso de los años, y gracias a al trabajo y colaboración de varios vecinos de Íllora, que incluso sufragaron parte de la compra de los terrenos, el centro adquirió más empaque e independencia de su instituto matriz. Durante el acto de aniversario se destacaron nombres como Cristóbal Valenzuela, que fue maestro en aquella época, Francisco Reyes, que también batalló para que se edificara este centro, Blas Linares, Antonio García o Antonio Tastet, fueron otros ilurquenses que se pusieron como objetivo que este instituto tuviera continuidad y dotara de estudios de secundaria a las generaciones futuras del municipio.

Tuvo que llegar el curso de 1975 para que el instituto adquiriera la denominación de centro independiente y ya con el paso de los años llegaron otros logros como la unificación con el instituto de Formación Profesional o el traslado al lugar donde está ahora mismo.

Durante el acto no solo los antiguos profesores o los actuales ensalzaron la labor del centro, sino que las autoridades presentes también pusieron en valor la magnífica la actividad que desarrolla el Diego de Siloé. El alcalde, Antonio Salazar, recordaba sus años de estudiante y la evolución que ha tenido el instituto en los últimos años. Salazar agradeció el trabajo de aquellos vecinos que hace 50 años pusieron todo su empeño para que Íllora avanzara educativamente. El delegado de Educación, Germán González, recordó su etapa como profesor de matemáticas y Jefe de Estudios en ese centro. González apostilló que desde la Junta de Andalucía siempre se pretende que la igualdad de oportunidades llegue a toda la comunidad educativa, todo para que seamos un referente en esta materia.

La música sirvió para despedir este apartado de recuerdos. La interpretación de los integrantes de la orquesta del centro, como de la Coral de San Rogelio, pusieron los sones de felicitación por estos 50 años. Felicidades.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *