ALCALÁ LA REAL LABORES DE LA ACEITUNA 7-12-02 JUAN RAFAEL HINOJOSATal y como se esperaba, diciembre se ha saldado con un descenso considerable de las cifras del desempleo en las comarcas que componen el Poniente granadino, una buena noticia en tiempos de crisis. Estos buenos resultados deben imputarse a la demanda de mano de obra para la recogida de aceituna. Parados de otros sectores como la construcción o han encontrado acomodo en el campo, lo que alivia la maltrecha economía de las familias más castigadas por la crisis.
Las estadísticas atestiguan que la tasa de desempleo se ha reducido en algo menos del veinte por ciento. Es decir, uno de cada cinco demandantes de empelo ha conseguido trabajo gracias a la extraordinaria campaña de aceituna de este año. Una magnífica noticia para muchas familias jornaleras tocadas gravemente por la crisis y la falta de actividad económica.
No obstante este descenso es absolutamente temporal, en tanto sectores como la construcción, la confección o el de servicios no remonten perdurarán las dificultades de las familias de la clase trabajadora.

Actualmente, más allá de la aceituna, ningún sector tiene capacidad suficiente para tirar de la economía de los pueblos del Poniente. Lo que nos indica que esta situación de remontada en el empleo es absolutamente transitoria. Sigue patente la necesidad de una urgente creación de empleo estable y de calidad que al menos en estos primeros días del 2014 no se vislumbra por ningún lado.

La campaña de aceituna de este año está siendo magnifica, se espera “la cosecha del siglo”, pero esto conlleva una importante caída de los precios del aceite. Desde la Cooperativa San Rogelio, una de las más importantes del Poniente, nos informan que, “tanto en calidad como en cantidad, la temporada será inmejorable pero los precios caen de un modo importante”. El precio del kilo llegó a estar en el 2013 a algo más de 60 céntimos y ahora ronda los 40.
Esto hace que se esté bajando la expectativa de una gran y productiva cosecha, y todo ello, a pesar de que los demás países del mediterráneo no tienen casi cosecha y la demanda mundial ha aumentado considerablemente con la apertura de los mercados asiáticos.

02 Según nos informan desde la cooperativa ilurquense, el año pasado apenas sobrepasaron los cinco millones de kilos de aceituna recogida, y este año se calcula una recogida que puede sobrepasar los 17 millones. Esto nos da una clara referencia de la gran temporada que estamos viviendo, además las últimas lluvias están viniendo “de maravilla”, ya que están haciendo “que se estiren las aceitunas que habían sufrido demasiado por las heladas de diciembre”. Esto supone un importante aumento en el número de jornales, “una magnífica noticia”, afirma Juan José Martínez Argüelles, miembro de la cooperativa San Rogelio, “que viene a paliar temporalmente las dificultades de muchos trabajadores de la zona”.

Una realidad que tiene como consecuencia que posiblemente después de la campaña la cifra del paro vuelva de nuevo a subir; sin embargo, es un alivio para muchas familias y una buena forma de comenzar el 2014, y tal vez sea el principio del fin los golpes de esta crisis. Al menos esa es la esperanza de muchos.

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *