• Redacción
  • Deportes
  • 343
muevete villanueva gimnasia

Se trata de un grupo de todas las edades que cada día participan en clases que tienen principios de yoga, step y aerobic además de una buena dosis de risoterapia y teatro

La clase comienza con estiramientos y respiraciones. Durante los primeros quince minutos andan, se balancean y corren sin moverse de su baldosa. Las casi veinte mujeres malenas se han distribuido por toda la sala como un ejercito bien instruido  tras tres palmadas del capitán, Raúl Cañizares López. 

Aún no ha sonado ni un acorde pero ellas ya están listas para su batalla diaria.

“Hay un sol así de grande, balones por los aires y mil sitios que ya había olvidado para salir a bailar, para salir a volar” con este tema de Conchita comienzan a tocar el aire desde el suelo. Saltando empiezan a desperezarse las cinturas y la temperatura va en aumento.

Algunas luchan contra la obsolescencia programada de los cuerpos bailando a los 70 años y como si la suya acabase de empezar “Vive la vida” de Chayanne.

Otras, en la primera línea de achaques se niegan a darse por vencidas y como quinceañeras se mueven al ritmo de “Si el cuerpo te pide marcha, marcha le tienes que dar”.

Sudar la camiseta

Las más jóvenes llegan con el propósito de sudar la camiseta y es que estas clases tienen principios de yoga, step y aerobic además de una buena dosis de risoterapia  y mucho teatro.

Todo esto bien batido en una coctelera da como resultado una hora en la no hay cabida para el aburrimiento. La risa es la tónica predominante en la clase y es que el carácter risueño de Raúl y las canciones positivas contagian a sus pupilas de buen humor desde por la mañana.

Al acabar la clase no hay rincón de la sala que no hayan recorrido, posan para la foto de grupo y se citan para mañana a la misma hora.

Se congregan en tres grupos distribuidos en horarios distintos. Teniendo en cuenta las necesidades y posibilidades de los asistentes a cada clase Raúl adecúa los ejercicios a realizar.

Si se animan a moverse no tienen más que acudir al hogar del pensionista en alguno de los siguientes horarios: 

  • De lunes a viernes de 10 a 11 horas
  • De lunes a viernes de 18 a 18 horas
  • De lunes a jueves de 21 a 22 horas

 

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *