• Manolo Écija
  • Deportes
  • 251

 

Tras la brillante consecución de la Copa De Andalucía, al vencer en los penaltis en una final épica al Guadalcacín, equipo que milita este año en la máxima categoría Nacional, las chicas del Deportivo Loja, dirigidas este año por Alejandro Ariza, se enfrentaban a una nueva temporada incierta, concretamente la cuarta, en la categoría de Segunda Nacional.

Y decimos incierta, porque eran muchos los cambios a los que se debían hacer frente. El cuerpo técnico sufría una remodelación, se marchaba el entrenador, Javi Castañeda, para dar paso al joven Álex Ariza, aunque continuaba como segundo Andrés J. López y la plantilla quedaba muy corta tras la baja de jugadoras importantes para el equipo. Por ello, hubo que tirar de cantera, y con las chicas que la pasada temporada competían en Primera Andaluza, se completó la actual plantilla, con un total de 13 fichas.

Quizás sea esta la clave, la mezcla de veteranía y juventud, de experiencia y de ilusión, la que, hasta ahora al menos, le está dando tan buenos resultados al técnico lojeño.

La temporada 17/18 daba comienzo el pasado 17 de septiembre en el Municipal lojeño ante el Deportivo Córdoba-Cajasur. Las cordobesas, a las que habían vencido en Cuartos de Final de la Copa de Andalucia, se presentaban en Loja con ánimo de sacarse la espinita, sin embargo, las del Poniente granadino, en el que ha sido quizás el partido más cómodo de los que se han disputado hasta ahora, se deshacían de su rival por un claro 3-0, tantos de la capi Patri, Laurita y Mirella.

Tras el debut en casa, llegaba la primera salida a una cancha tan difícil como la de Jimbee Roldán. Al descanso, las murcianas ganaban por 3 goles a 0, en una primera parte mala, defensivamente hablando, de las lojeñas. En la segunda mitad, no se dieron por vencidas y siguieron insistiendo en ataque, fruto de ello llegó el único empate cosechado hasta el momento, con goles de Ale, Elvira y Laurita de nuevo. La falta de puntería no permitió que la remontada fuese completa, pero el punto obtenido tras ir a remolque en el marcador, supo a victoria.

En la tercera jornada a las lojeñas les tocaba visitar la pista de un recién ascendido, el Martos. Las jiennenses, dirigidas por una antigua conocida de la afición lojeña, Ana María Jimenez “Pelillos” habían vencido en su primer partido en casa a todo un Roldán, por lo que los temores del cuadro lojeño eran justificados. El partido fue igualado en muchas fases del encuentro, pero al final, la experiencia de las granadinas inclinó la balanza a su favor, y con goles de Elvi (2), Ana y Patri Guerrero se llegó al definitivo 1-4, consiguiendo así 3 puntos en un Pabellón de la Juventud marteño dónde los equipos que quieran puntuar van a tener que sudar la camiseta.

Tocaba de nuevo jugar en casa, con la sensación de estar haciendo las cosas bien y de estar trabajando por el camino que trazaba el cuerpo técnico. Pero en esta ocasión, el rival, un auténtico desconocido para todos, era el Juventud de Elche, equipo que las pasadas temporadas militó en el Grupo II de la categoría de Plata. Así las cosas, el técnico lojeño planteó el partido como siempre, presión en 3/4 y circulación rápida de balón. Fue un partido muy exigente, intenso, entretenido, pese al marcador abultado que no reflejó lo visto en la cancha, un partido de los que crean afición. Pese a que se adelantaron las locales, con gol en propia puerta de las ilicitanas, no fue nada fácil para las chicas de Álex Ariza hacerse con el control, y el partido se convirtió en una “batalla” deportiva qué podría haber ganado cualquiera de los dos equipos, finalmente, el acierto de cara a puerta de las locales le dio la victoria por 6-1.

Con estas buenas vibraciones se llegaba a la quinta jornada. En esta ocasión había que visitar a otro recién ascendido, El Ejido, equipo que la pasada temporada en Primera Andaluza ya gustó mucho a los técnicos lojeños del segundo equipo, y que llegaba imbatido al encuentro. Se presentaba pues un partido difícil, y aunque las lojeñas llevaron el peso del partido durante casi todo el encuentro, dónde mandaban en el marcador merced a un gol de Ale en la primera mitad, se llegó a los minutos finales con la sensación de que podía pasar de todo. Pero de nuevo, la veteranía de las visitantes, decantó el marcador a su favor, y con goles de Ele, Laurita y Nerea, se cerró el marcador con un definitivo 0-4.

Y llegó el día de enfrentarsentarse al líder, un líder imbatido, un líder que venía cómo máximo goleador, el equipo castellano de Almagro. Un equipo al que nunca se le había ganado, ni en casa ni a domicilo, en ninguna de las temporadas anteriores, pero eso no fue motivo de presión para las lojeñas sino de motivación. El pasado sábado el Municipal lojeño disfrutó de un duelo en la cumbre entre dos equipos que no conocían la derrota, y así el partido no dejó indiferente a ninguno de los espectadores. Hubo dos mitades diferenciadas. Una primera parte dónde dominó el equipo local, aunque no dispuso de muchas ocasiones, pero una de ellas, en un robo de balón, gracias a la presión arriba que ordenó el míster, la materializó la capi, Patri. El Almagro jugaba a la contra pero no logró alcanzar puerta. Y con ese resultado se llegó al descanso. En la reanudación, las visitantes salieron con algo más de chispa, y María, que había sustituido a Marisol en la portería, tuvo que emplearse a fondo para salvar a las suyas de recibir el gol del empate. Transcurrían los minutos y Ramón Lozano ponía a su equipo a jugar de 5, esta circunstancia era aprovechada por Ana que de lanzamiento exterior, hacía el segundo. A falta de 44 segundos para la finalización del encuentro las almagreñas recortaban distancias, y seguían apretando bastante. Pero el saber hacer de las locales evitó que las rojillas consiguieran llevarse un punto de una pista que hasta el sábado había sido talismán para las encajeras.

Con esta perspectiva y con la mochila llena de ilusión y trabajo, la expedición lojeña cruzará el charco el próximo domingo para enfrentarse al Torreblanca Melilla en el Pérez Lázaro a las 12:30 de la mañana. Las melillenses vienen de ganar a domicilio a Roldán por lo que motivación no les va a faltar a ninguno de los dos equipos para saltar a la cancha en la jornada 7 a darlo todo y pelear como guerreras por hacerse con los tan ansiados 3 puntos que están en juego. El Deportivo Loja defiende el segundo puesto, mientras que el Torreblanca Melilla, quinto en la clasificación, busca ponerse a tan sólo un punto de las del Poniente.

Manolo Écija

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *